Proyecto perverso desde la A hasta la Z

Los nueve de Cambiemos votaron a favor -sólo Laspina defendió en el recinto el proyecto de reforma jubilatoria- y los diez de la oposición en contra. "Hacen lo que siempre hizo la derecha: cortar el hilo por lo más delgado", dijo Ross

Entre los 19 diputados nacionales por Santa Fe, la mayoría rechazó la reforma previsional de Mauricio Macri que sancionó el Congreso: los nueve de Cambiemos votaron a favor y los diez de la oposición en contra. Hasta en el debate de doce horas en la Cámara hablaron más los opositores que los oficialistas: el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi dos veces, lo mismo que su colega Alejandra Rodenas y el socialista Luis Contigiani, quienes advirtieron sobre el ajuste. "Este proyecto es perverso desde la A hasta la Z, perjudica al conjunto del pueblo", dijo Rossi. Mientras que el único santafesino del PRO que se animó en el recinto fue Luciano Laspina, a quien lo traicionó el inconsciente cuando les pidió a los jubilados que no les crean a los detractores de la ley. "Ellos dicen que les vamos a bajar la inflación. No tengan miedo, eso no va a pasar (sic)", dijo. Lo llamativo es lo que lo aplaudieron. Sus colegas de bancada optaron por un perfil más discreto y la defensa pública en medios amigables. "Estoy convencida de lo que votamos", se justificó Gisela Scaglia.

PUBLICIDAD

LEER MÁS

Repudio sindical

Los nueve de Cambiemos que votaron la ley ya son conocidos porque desde el lunes les pasan listas con nombres y fotos en las protestas de Rosario y Santa Fe. Son los cinco del PRO: Laspina, Scaglia, Lucas Incicco, José Nuñez y Astrid Humel (reemplazante de Anita Martínez); Lucila Lehman (que responde a Elisa Carrió, su madrina de casamiento) y los tres radicales: Niki Cantard, Gonzalo Del Cerro y Hugo Marcucci, alineados con José Corral.

Los diez que rechazaron la reforma son los siete peronistas. Rossi y sus tres colegas de bloque: Josefina González, Silvina Frana y Marcos Cleri; más Lucila De Ponti (Movimiento Evita), Rodenas (Nuevo Espacio) y Alejandro Ramos (Primero Argentina). Los dos del Frente Renovador: Alejandro Grandinetti y Vanesa Massetani. Y el décimo es Contigiani.

Rossi dijo que la ley Macri responde al plan del Fondo Monetario Internacional y a la "necesidad" del gobierno de financiarse con 100.000 millones de pesos que le sacará al Anses. "Cumplen con el FMI y hacen lo que siempre hizo la derecha: cortar el hilo por lo más delgado". "Las tres cosas que exigió el FMI son las que contiene la ley: modifica el índice de movilidad, el cálculo de futuras jubilaciones hacia la baja y eleva la edad jubilatoria. Las tres están en este paquete".

Los opositores coincidieron que la ley Macri será impugnada ante la Poder Judicial -según anticipó Rodenas cuando exhibió desde su banca un recurso de amparo y en las calles. Las movilizaciones masivas son "el comienzo de una resistencia pacífica del conjunto del pueblo. Si hoy hubo cacerolas, mañana va a haber más cacerolas. Todos sabemos cómo evolucionan estos procesos en la Argentina", dijo Rossi.

Rodenas coincidió que la "ley nace inconstitucional porque viola el derecho de progresividad que establecen la Constitución Nacional y los pactos internacionales de derechos humanos". "Es un momento muy triste para la Argentina porque se está violando el estado de derecho", planteó. "No podemos seguir siendo sordos, ciegos y mudos".

Contigiani alertó sobre el intento de Cambiemos de invisibilizar la "gigantesca movilización popular y pacífica en la Argentina" que estimó en "más de 500.000 personas sólo en la ciudad Buenos Aires. La quiere menoscabar con acusaciones de violencia. Repudio a los violentos y a los infiltrados. Pero no van poder empañar la jornada de protesta social masiva y pacífica". "No soy de los que apuestan al fracaso de un gobierno democrático", dijo el socialista. "Porque si le va mal, se multiplica la pobreza y la indigencia. En una crisis, no son los Ceos los que sufren, son los 13 millones y medio de argentinos por debajo de la línea de pobreza. Por eso es mi compromiso es para que a ustedes les vaya bien, pero dejen que los ayudemos: escuchen, dialoguen y apelen a la política".

*Minuto de silencio. "Hace 16 años -recordó Rossi , muchos argentinos eran asesinados por las fuerzas de seguridad" en alrededores de la Casa Rosada y el Congreso, en los gobiernos de Fernando de la Rúa y Carlos Reutemann, en Santa Fe, ambos enrolados hoy en Cambiemos. Y propuso un homenaje "por los compatriotas que murieron en los sucesos del 19 y 20 de diciembre de 2001".

*El palacio y la calle. Rossi citó el libro de Miguel Bonasso sobre la trastienda política y la masacre policial, en 2001, para abordar la reacción social de hoy. "Los cacerolazos en todo el país fueron movilizaciones espontáneas de argentinos que rechazan este proyecto. Cuando las cosas se hacen de determinada manera, el resultado siempre es el mismo. La derecha siempre hace lo mismo: le saca la plata a los jubilados", eso explica la "reacción popular".

*Un tonto rey. Rodenas planteó que la ley "no es sólo el producto de la voluntad del legislador" sino el "resultado de prácticas sociales". Así marcó la distancia entre el "escenario de afuera" ganado por la protesta y "el de adentro" en el recinto, que "no es el más propicio para el nacimiento de una ley". "Es una ley que nace inconstitucional porque viola el derecho de progresividad que establecen la Constitución y los pactos internacionales", advirtió. "Soy una diputada novata, que ejerció durante 20 años la magistratura y sé lo que es fundar un fallo en una ley ilegítima con consecuencias ilegales". "Me queda entonces apelar a la cultura", dijo Rodenas. Y recordó la canción que "alguna vez le hizo compañía a un grupo de chicos torturados durante la dictadura que cantaban en sus celdas: "Rasguña las piedras". Pero leyó otras estrofas de Charly García ("Tribulaciones, lamentos y ocasos de un tonto rey imaginario, o no"). "Yo era el rey de este lugar,/vivía en la cima de la colina./ Desde el palacio se veía el mar,/ y en el jardín la Corte reía./ Yo era el rey de este lugar,/ aunque muy bien no lo conocía./ Me habían dicho que atrás del mar,/ un pueblo entero pedía comida./ Yo era el rey de este lugar,/ hasta que un día llegaron ellos./", recitó la legisladora. "Ellos están afuera y se merecen que no sesionemos como si no existieran" dijo. Más allá de la pifia en la cita de "La noche de los Lápices", quedó clara la ironía sobre el "rey" y "ellos".

*El fallido de Luciano. Laspina intentó defender la ley Macri con un relato confuso sobre la inflación. "Les hablo a los jubilados que nos están viendo" por TV. "Les mienten cuando les dicen que les vamos a bajar la inflación (sic). No tengan miedo, eso no va a pasar (sic), es parte de una mentira. Aquellos que mintieron durante tantos años, hoy dicen una falsedad", tiró el legislador. Lo curioso es que lo aplaudieron, así que ni él ni sus colegas se dieron cuenta de que había confundido "jubilación" con "inflación".