El Concejo trataba el Presupuesto 2018 y las ordenanzas tributarias

El cálculo de gastos y recursos para el año próximo se estimaba en unos $5.000 millones. Y se actualizaban las ordenanzas tributaria y fiscal. Trascendió que se iba a debatir la autorización al municipio a que tome deuda para obras importantes. Se barajaba una salida para la terminal.

Al cierre de esta edición, el Concejo Municipal trataba tres ordenanzas clave para la ciudad: el Presupuesto Municipal 2018 y las ordenanzas tributaria —donde están contenidos todos los derechos y tasas de actuaciones administrativas— y fiscal. El cálculo de gastos y recursos para el ejercicio entrante es de 5.124 millones pesos.

Esa partida está calculada con una pauta que resulta de combinar un crecimiento del Producto Bruto Interno proyectado del 3,5%, con una variación estimada del nivel de precios del orden del 15,7% (inflación proyectada para el año próximo). El tipo de cambio previsto adopta un valor medio anual para 2018 de $19,30 por dólar, y que es similar a las previsiones adoptadas a nivel nacional y provincial en sus respectivas herramientas presupuestarias.

También se deslizó que, para la ordenanza tributaria, se fijaría un monto “tope” del 35% en las actualizaciones de tasas administrativas y derechos (de cementerio, espectáculos públicos, Drei, etc.). El Ejecutivo pretendía que las subas fueran superiores al 50%, también trascendió.

De todos modos, al cierre los concejales aún estaban reunidos en labor parlamentaria afinando los detalles, y en pleno debate puertas adentro. Pasado el mediodía arrancaba la sesión, y ahí se sabrá qué se aprueba y qué no.

Otros puntos clave: obras y terminal

Pero además, había despachos para autorizar al Municipio que tome deuda para obras clave, como la remodelación de avenida Freyre, del Parque del Sur, la colocación de geoceldas en varias arterias de Colastiné, y la recalificación de calle Mendoza en zona céntrica. El total de ese endeudamiento para todas las obras se estimaba en unos 150 millones de pesos.

En el proyecto de Presupuesto, figura un artículo donde se solicita al Concejo que se faculte a la Municipalidad —a través de sus órganos de la administración central y descentralizados, agencias y entes autárquicos— a “asumir la administración y explotación comercial de la Estación Terminal de Ómnibus General Manuel Belgrano (Etosf), hasta la fecha de aprobación de los pliegos (por el Concejo) y la estipulación en el respectivo contrato de concesión, cuestión que operará a modo de condición resolutoria”.

Éste era otro de los puntos clave: el Concejo podría autorizar al Ejecutivo a percibir el alquiler de las boleterías, el alquiler de locales comerciales y oficinas, los espacios destinados a publicidad, las dársenas en playa de estacionamiento, el derecho de plataforma y de piso.

Dentro del articulado también figuraba como aporte de la Municipalidad para el nuevo Ente de Coordinación del Área Metropolitana de Santa Fe —anunciado recientemente por el intendente Corral— la asignación del 0,20 % de la sumatoria de recursos provenientes del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos (Ley Nº 23.548) y lo respectivo al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, percibidos en el año fiscal vigente.