El ARA San Juan se queda cada vez más solo

Al anuncio del retiro de Estados Unidos, se suman las versiones de que a mediados de enero se retiraría también la Federación Rusa. Familiares de los tripulantes denunciaron la falta de apoyo del Gobierno y manifestaron su desazón.

Argentina ya no contará con el sofisticado equipamiento aportado por las potencias extranjeras –que el Gobierno exhibió en tono triunfalista tras la desaparición del submarino ARA San Juan–, con lo cual la búsqueda de la nave prácticamente se termina o entrar en una fase meramente testimonial. La Armada Argentina informó ayer que el buque oceanográfico estadounidense Atlantis se retirará de la zona. También el Yantar, de la Federación Rusa, concluiría su participación a mediados de enero, lo que marca un límite a las tareas para encontrar al San Juan, pese a las promesas gubernamentales de no detenerse hasta encontrar al submarino. “Nos van dejando sin búsqueda y esto es el reflejo del poco apoyo que hemos tenido del presidente (Mauricio) Macri, a quien le venimos pidiendo que nos reciba y nos escuche en esta lucha de dolor y angustia”, denunció la esposa de un marino.

Estados Unidos retirará el navío Atlantis y el ROV (vehículo controlado a control remoto, por sus siglas en inglés) que transportaba, que permite la investigación a mil metros de profundidad. Se trata de un elemento que el Gobierno argentino.

PUBLICIDAD

Luego de conocerse la noticia de que el buque Atlantis “regresará a las tareas con las que estaba comprometido al momento de producirse el incidente del submarino ARA San Juan”, familiares de los tripulantes pidieron que “se continúe con la búsqueda”. “Poco a poco nos están dejando sin tantas fuerzas como barcos, helicópteros y radares que busquen”, se quejaron. No es la primera crítica de las familias a la actitud y al manejo de la situación por parte de la Armada y el Gobierno nacional. Los familiares comenzaron a manifestar su disconformidad apenas pasada una semana de la última comunicación de la nave con su Centro de Control, sito en Mar del Plata.

Luis Tagliapietra, padre de un oficial del San Juan, y uno de los querellantes en la causa penal que lleva adelante la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez, aseguró, en el acto de Plaza de Mayo al cumplirse un mes de la desaparición: “Nos dijeron que un marino no abandona jamás a otro marino. Pero eso fue sólo un slogan, porque buscan cada vez con menos recursos, con menos ganas de encontrarlos”.

Luego fue desgranando las “marchas y contramarchas de la información, iban admitiendo distintas cosas a medida que aparecían en la prensa. Al principio sólo decían que era un problema de comunicación y que no había indicios de que hubiera pasado nada grave. Y sólo cuando se difundió, aceptaron que habían reportado problemas”.

Tanto Mauricio Macri como su ministro de Defensa, Oscar Aguad, fueron duramente increpados en las dos oportunidades en que se reunieron con los familiares, ambos en la Base Naval de Mar del Plata, apostadero del submarino y donde se reunieron los familiares al conocerse la noticia de la desaparición.

La Armada señaló que la decisión del retiro del Atlantis se tomó “tras finalizar el barrido de hasta dos veces las áreas asignadas”. “No obstante, los Estados Unidos continuarán el apoyo a través de personal experto en planeamiento y análisis de datos” manifestó esa fuerza.

Ruth Gómez, embarazada de seis meses y esposa del tripulante cabo principal Mario Toconás, dijo: “Nos van dejando sin búsqueda y esto es el reflejo del poco apoyo que hemos tenido del presidente (Mauricio) Macri, a quien le venimos pidiendo que nos reciba y nos escuche en esta lucha de dolor y angustia”. “Hoy (por ayer) muchos familiares estamos en el Senado de la Nación porque se tratará en comisión nuestro tema (en referencia a la Comisión Bicameral investigadora, ver aparte), pero como siempre, es el último y tenemos que volver a Mar del Plata, no podemos seguir esperando y agonizando mientras nuestros representantes tratan otros temas”, sostuvo. Luego puntualizó: “Tenemos un vacío muy fuerte y la ayuda se nos va quitando, por eso mañana (por hoy) desde la Base Naval Mar del Plata, en un micro puesto desde la Armada, viajaremos a Puerto Belgrano para estar más cerca del lugar del hecho para que se nos den explicaciones concretas y fehacientes”.

“El sábado estaremos regresando y pasando un fin de año sin nuestros seres queridos”, dijo la esposa de Toconás, y agregó: “Han sido las fiestas más dolorosas que cualquier ser humano pueda vivir; necesitamos verdad, lucha y búsqueda permanente para poder estar en paz”.

El martes, según informó la Secretaría de Defensa de Estados Unidos, tras finalizar el barrido de hasta dos veces las áreas asignadas, el Atlantis se dirigió a Comodoro Rivadavia para descargar el equipo ROV CURV21. Al finalizar el desembarco, el buque regresará a sus tareas anteriores. De todos modos, se informó que Estados Unidos continuará el apoyo a través de personal experto en planeamiento y análisis de datos.

La Armada afirmó también, en el mismo parte, que brindará dos días de asesoramiento legal y administrativo interdisciplinario a los familiares de los 44 tripulantes del submarino desaparecido hace más de un mes. “Se ha dispuesto brindar los días jueves y viernes de esta semana, asesoramiento legal y administrativo interdisciplinario a los efectos de evacuar diferentes inquietudes”, se indicó ayer a la mañana a través de un comunicado. “La Armada Argentina y el Ministerio de Defensa mantienen el compromiso de acompañar a los familiares de los 44 tripulantes, alojándolos y asistiéndolos en todas las necesidades básicas”, recordaron.

Respecto de la búsqueda del submarino desaparecido, desde la Armada indicaron que hasta ayer continuaba con cinco buques: el destructor ARA Sarandí, los avisos ARA Puerto Argentino e Islas Malvinas con el ROV (vehículo operado remotamente) ruso Panther Plus a bordo, y los buques oceanográficos Atlantis (que se retira de la búsqueda) y el Yantar, de la Federación Rusa.

El martes, el aviso ARA Islas Malvinas investigó con el ROV Panther Plus los contactos detectados por el destructor ARA Sarandí con resultados negativos. En su última participación en el operativo de búsqueda, el Atlantis inspeccionó con el ROV CURV21 varios objetos, no relacionados con el submarino ARA San Juan. Se informó que al momento no hay nuevos contactos por inspeccionar.

Por su parte, el aviso ARA Puerto Argentino también se dirigirá a Comodoro Rivadavia para desembarcar el sonar de barrido lateral de Estados Unidos y continuar su navegación a Ushuaia para apoyar el cruce a la Antártida de los helicópteros MI17.

El gobierno argentino expresó, en tanto, “su profundo reconocimiento” a su par de los Estados Unidos por la ayuda que brindó en la búsqueda del submarino ARA San Juan, luego de que se informara el retiro del área de búsqueda del buque oceanográfico Atlantis. A través de un comunicado difundido por la Cancillería, el Gobierno “reconoce el significativo aporte a este operativo efectuado por el Departamento de Estado y la Embajada de Estados Unidos”, en la Argentina, como también “por el Departamento de Defensa, en conjunto con el Comando Sur y NASA”. Todos ellos contribuyeron “con equipamiento naval y tecnológico de avanzada, sistemas de búsqueda, dotaciones de personal y asesoramiento e investigación de singular valor en el proceso de búsqueda del submarino desaparecido”, indicó el comunicado.