Crece el empleo, aunque es de baja calidad

Aumento sostenido del empleo, pero principalmente de baja calidad, y recuperación del salario real (tras un 2016 en que cayó el poder adquisitivo de los trabajadores) son aspectos destacados que surgen de la encuesta de indicadores laborales dado a conocer por el Ministerio de Trabajo.

En octubre pasado se contabilizaron 12,3 millones de trabajadores registrados con un crecimiento de 2,1% respecto de un año atrás, equivalente a la creación de casi 245.000 puestos en blanco, de acuerdo con lo estimado por la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales a cargo de José Francisco Anchorena.

La información oficial destaca que se trata del vigésimo primer mes consecutivo de crecimiento del total de trabajadores registrados en términos desestacionalizados.

Una de las apuestas oficiales para incorporar trabajadores al circuito formal es el blanqueo laboral. En este sentido el Gobierno espera que se blanqueen unos 200.000 trabajadores en un año una vez sancionada la Reforma Laboral que, en principio, será debatida en febrero próximo.

En el Ministerio de Trabajo -que conduce Jorge Triaca- confían que el blanqueo funcionará por diversos motivos, como ser el contar con incentivos económicos como asimismo la tranquilidad que no tendrán represalias posteriores, explicaron fuentes oficiales. Otro elemento que juega a favor es que aquel que no ingrese al blanqueo laboral tendrá un seguimiento más estrecho. Además, se estableció que los Juzgados Laborales remitirán directamente a la AFIP la información de aquellas empresas que tengan trabajadores informales. Con esta información el organismo recaudador emitirá directamente a la empresa la deuda correspondiente.

"Con incentivos y castigo estimamos que el blanqueo funcionará", estiman. Al respecto, recordaron que el blanqueo laboral llevado a cabo en 2008 solo significó la incorporación de unos 20.000 trabajadores.

Volviendo al tema de la composición del aumento en el empleo se observa que el segmento que más creció entre octubre de 2017 y un año atrás fueron los monotributistas sociales -14%- seguidos por los monotributistas -casi 6%-, en tanto que el empleo de mayor calidad, según los especialistas, es decir los asalariados del sector privado, tuvieron una suba del 1,2%, inferior al sector público que avanzó 1,3%.

Aunque según las autoridades del Ministerio de Trabajo cayó la incorporación de empleados públicos, por cada 10 trabajadores de aumento en el sector privado el sector público incorporó 15 trabajadores en el período 2012 /2015; 12 en 2016 y sólo 2 para el período enero-octubre 2017.

Desde el punto de vista regional, el centro del país muestra el mayor dinamismo en el empleo. De acuerdo con lo relevado por la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo todos los aglomerados registraron una variación interanual positiva, pero fueron liderados por el Gran Córdoba (con una suba del 4,9%) y Gran Santa Fe (3,9%). En el otro extremo, el Gran Buenos Aires avanzó 1,1%.

Las pequeñas y medianas empresas fueron las que más impulsaron el empleo. Las empresas entre 10 y 49 empleados registraron una variación interanual positiva del 2,8%, las de entre 50 y 199 una variación del 0,6% y las de más de 200 empleados crecieron un 1,5% con respecto a agosto del año pasado.

La construcción es el sector que encabeza el aumento en la ocupación -de la mano de la reactivación de las obras tanto públicas como privadas- con una suba del 12,8%, seguida por el rubro Comercio, restaurantes y hoteles (2,3%). Las ramas que registran una variación interanual negativa fueron Industria Manufacturera (-1,9%) y Transporte, almacenaje y comunicaciones (-0,5%).

Como dato positivo, la encuesta oficial arroja que el 9,7% de la empresas tiene expectativas de aumentar la dotación contra el 4,5% tiene expectativas de disminuirla.

Salarios privados

En el caso específico de los asalariados en el sector privado registrados, se contabilizaron 6,2 millones de trabajadores, con un aumento de 72.000 puestos (1,2%) con respecto a octubre de 2016. El salario nominal promedio aumentó un 28,2% interanual, lo que implica que en el año en curso estos ingresos superaron en un 4,3% a la inflación. La comparación interanual entre octubre de 2017 y octubre de 2016 muestra que 10 de los 14 sectores analizados expandieron el número de trabajadores. Los sectores que impulsaron el crecimiento fueron la Construcción: se incorporaron 47.000 trabajadores, con un crecimiento del 11,4%, seguido por Comercio que sumó 13.000 trabajadores, es decir un aumento de +1,1%. Por el contrario la Industria manufacturera perdió más de 21.000 puestos (-1,8%), convirtiéndose así en el sector con mayor caída interanual en el empleo.