Perotti advirtió a la Casa Gris que "no es el momento" de reformas

Tras rechazar la intención de Lifschitz de reactivar el debate, el senador nacional del PJ ratificó que quiere competir por la Gobernación

El senador nacional justicialista Omar Perotti sumó ayer su rechazo a la intención de poner nuevamente en discusión la reforma de la Constitución santafesina por parte del gobernador Miguel Lifschitz, quien días atrás dejó a la oposición en estado de ebullción al revelar su pretensión de otro mandato al frente de la Casa Gris.

"No son momentos fáciles sino de ajustes. No es el momento de reformar la constitución", resaltó Perotti respecto de la intención de la Casa Gris de avanzar en ese sentido.

Asimismo, el senador por Santa Fe advirtió que "se dejó pasar la posibilidad de preguntarle a la ciudadanía (acerca de la reforma constitucional) en las elecciones de octubre para que esto no sea un acuerdo de dirigentes sobre un tema del que nadie habla".

"Hagámoslo en 2019. No le escapo a la discusión, pero creo que no es el momento", enfatizó el ex intendente de Rafaela, que consideró que "debatir el tema ahora es estar lejos de lo que le ocurre a la sociedad". Y subrayó: "El gobernador debería estar ocupado en las prioridades".

En otro orden, Perotti no desechó la posibilidad de competir por Santa Fe en 2019. "No es ninguna sorpresa que uno quiera gobernar la provincia, pero no es una aspiración individual", señaló, en declaraciones a La Ocho.

Más críticas

Paralelamente, el legislador cuestionó a la administración del Frente Prorgesista (FPCyS) respecto de la deuda por coparticipación que mantiene la Nación.

"Hay un proyecto por el que se quiere tomar endeudamiento a cuenta de lo que la Nación les otorga a los municipios. Pero estamos sobre una base poco sólida y seria si no sabemos cómo se cumplirá la sentencia. Además, el fallo de la Corte Suprema de Justicia se tiene que cumplir o cumplir", aseveró Perotti.

También objetó la inclusión del pago de la abultada deuda en el reciente pacto fiscal: "El gobernador tendrá sus convicciones, pero no era necesario. Es un fallo que hay que cumplir y, de existir alguna situación no aclarada, habría que volver a la Corte para despejar las dudas".

Acerca de un supuesto condicionamiento de la administración de Mauricio Macri a los gobernadores para lograr la firma del acuerdo, Perotti habló de la existencia de "situaciones desparejas en una negociación, cuando hay gestiones o provincias con pesos distintos".

Tras resaltar que "algunas provincias asumieron las instancias de la negociación con más respaldo que otras", el senador advirtió que "lo raro es que Buenos Aires, sin fallo, se lleve más que Santa Fe, que tiene una resolución de la Corte".

La preocupación de Fein

La intendenta Mónica Fein aseguró ayer que le "asusta" pensar en la posibilidad de que la Nación "castigue a alguien que opine diferente o no vote lo que decide". Aludió, de ese modo, a la posición de Santa Fe en la firma del pacto fiscal y al discurso y la votación del diputado nacional Luis Contigiani (FPCyS) durante la sesión en la que se aprobó la reforma previsional.