Sobre llovido, reforma laboral

El debate parlamentario sobre el proyecto de reforma laboral impulsado por Cambiemos llegará durante sesiones extraordinarias que serán convocadas para febrero. La decisión fue anticipada ayer por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al anunciar la modificación de las metas de inflación. “La reforma laboral, consensuada con la CGT, esperamos poder tratarla también en el marco del diálogo, en las extraordinarias de febrero, y creemos que va a ser un muy buen complemento a esto que hemos avanzado hasta ahora”, aseguró el funcionario al referirse a la iniciativa que apunta a reducir costos empresarios.

Durante la conferencia de prensa, Dujovne consideró que la propuesta de reforma laboral enviada al Senado es un paquete de medidas que apuntan a “fortalecer la creación de empleo”. Entre los argumentos desplegados por el Gobierno para fundamentar el proyecto se destaca la idea de que la inflexibilidad y los excesivos costos derivados de las normas de trabajo vigentes promueven la informalidad laboral. Por eso, “para reducir el trabajo informal la lógica oficial apunta a desmontar las instituciones y los principios laborales que regulan el mercado de trabajo ya que, una vez que esto ocurra, las empresas tendrían los incentivos económicos necesarios para crear empleos formales”, advierte el último informe del Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo (CETyD) que dirige Carlos Tomada.

PUBLICIDAD

Para eso el proyecto propone una amnistía a empleadores que tengan trabajadores no registrados como forma de incentivar su regularización, la reducción de contribuciones patronales, la baja del costo de las indemnizaciones, la creación de modalidades contractuales no asalariadas, y la flexibilización de un conjunto de normas que rigen distintos aspectos de las condiciones laborales (ius variandi, flexibilidad en la determinación de jornada parcial, entre otras). “Las características flexibilizadoras del trabajo ya están presentes en la realidad de nuestro país, antes de la implementación de una reforma laboral que, en lugar de mitigar esas dificultades, las agravará”, sostienen los investigadores del Cetyd).