Qué se anunció

Se modifican las metas de inflación, que se elevan al 15% para 2018, cuando se ubicaba en un rango de 10% (+-2%) según el Presupuesto.

El objetivo final de una inflación de 5% anual se posterga hasta 2020, un año después del plazo fijado originalmente.

Las metas de inflación ahora serán del 15% en 2018; de 10% en 2019 y de 5% en 2020.

La flexibilización de las pautas de precios redundarán en un cambio de la política monetaria, que se traducirá en una baja de las tasas de interés de referencia, actualmente en el orden del 29% anual.

Para poder cumplir con las nuevas metas, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, planteó que "se necesita que el Ejecutivo nos ayude sin pedirnos plata".

Esto se refiere a un nuevo esquema de reducción gradual de las transferencias del Banco Central al Tesoro.

En una primera etapa (2018) las transferencias bajarán a $140.000 millones y luego pasarán a $70.000 millones en 2019.

A partir de entonces, habrá un sistema por el cual las transferencias sólo podrán crecer en la misma medida en que crezca la demanda de dinero de la economía.