PJ "gruyère" astilla acuerdos con Gobierno y estrategia 2019

JUGUETEO DE DIPUTADOS Y SENADORES A LA HORA DE VOTAR PACTOS NACIÓN-PROVINCIAS COMPLICAN AGENDA 2018 - El frenético “hot summer” extraordinario destapó, con leyes delicadas, el verdadero efecto “terminal” de mandatarios provinciales. Teoría de “preceptor in situ” lesionó a Casa Rosada. Picardías de ministros nacionales empeoran el panorama.

La agenda del frenético "hot summer" extraordinario que regaló el Congreso, con leyes delicadas que pusieron blanco sobre negro las maniobras de Casa Rosada para realizar acuerdos con gobernadores, y también el poder de éstos para ejercer -a su vez- el efecto de "terminal" en sus legisladores, pincelaron un PJ "gruyère", que astilla de cara a 2018 no sólo el esquema de negociación del partido con el oficialismo, sino que proyecta con mayor fuerza un nada promisorio 2019 para la alicaída fuerza.

El PJ "gruyère" -el francés, ya que el suizo no tiene agujeros- presenta falencias estructurales en su manera de hacer política: lo hace de manera desorganizada, aparece para ganancias y desaparece en pérdidas y, cuando se queda sin ideas para rosquear, se saca fotos, como hizo ayer el nuevo titular del justicialismo bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, con el pícaro ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Estaban junto a él legisladores y dirigentes de escasos votos que, incluso, no acompañaron algunas leyes que votó el Gobierno en los últimos 15 días.

La votación de la iniciativa previsional en Diputados fue un drama para el Gobierno. Primero levantó la sesión del jueves 14 de diciembre pasado, que en realidad tuvo quórum y debió continuar. Ante el mar de dudas del titular de la Cámara y peronista con témpera PRO, Emilio Monzó, más el movimiento que realizó Elisa Carrió -en clave de crítica hacia Casa Rosada-, llevaron a la caída de ese encuentro y elevó la tensión en el oficialismo. En especial, a María Eugenia Vidal, una de las principales defensoras del DNU que pensó como salida el Gobierno hasta el tuit de la referente de la Coalición Cívica.

Al bajar la espuma, el Gobierno realizó un nuevo encuentro en Diputados con gobernadores para "reasegurar" la votación de la ley, que activó un nuevo cálculo para la actualización de las jubilaciones. Eso gatilló un tóxico panorama de "preceptor in situ" de Casa Rosada y de mandatarios provinciales sobre legisladores.

"Acá se armó un acuerdo semanas atrás entre Nación y 23 provincias. El número sobró en el Senado y en la otra Cámara también estaban los votos. ¿Qué necesidad hubo de convocar a los gobernadores al Congreso? ¿Por qué ofrecen concesiones sobre algo que estaba firmado? Espero que mandatarios y funcionarios no vengan al Parlamento para otra foto, ya que van a dejar muy mal parados a todos los legisladores y los van a dejar como alumnos de primaria", señaló un operador top del Parlamento a Ámbito Financiero horas antes de la sesión del lunes 18, donde se consiguió sancionar la ley previsional.

Los votos estuvieron más ajustados que los estimados por el Ejecutivo, aunque eso quedó en un plano menor ante semejante victoria por la aprobación de la iniciativa. Ahí volvieron a aparecer zigzagueos de legisladores e incluso exgobernadores que hoy son diputados, como por ejemplo, el riojano Luis Beder Herrera, cuya provincia recibió una compensación por el punto copartipación que históricamente le debe Nación en el Presupuesto 2018. Otros que también lo hicieron fueron los bonaerenses Diego Bossio -ya había anticipado su decisión por haber sido director de la ANSES K- y Eduardo Bucca, quienes se mostraron ayer junto a Menéndez y Frigerio en Casa Rosada.

El Senado también ofreció anteayer sus patinadas en el PJ. Para la reforma tributaria votó en contra, en general y en particular, el chaqueño Eduardo Aguilar, que responde al gobernador Domingo Peppo. También lo hicieron Mario Pais y Alfredo Luenzo, quienes están anexados al justicialismo en el interbloque "Argentina Federal". Para la discusión en particular mostraron reparos tres peronistas: el jujeño Guillermo Snopek, el pampeano Daniel Lovera y el fueguino José Ojeda.

Aguilar se sumó al rechazo al Presupuesto 2018, junto a Pais. En tanto, en la votación en particular se opusieron a algunos artículos -en especial, los referidos al endeudamiento-, el santafesino Omar Perotti, el formoseño José Mayans y Snopek.